CARICATURAS DIARIAS EN Yahoo! NOTICIAS

14.1.13

EDITORIAL GUAMAÑANGA · ¡Prudente sea la prudencia!

¿Carta de libertad?
La felicidá es rápida y ríspida. Los negros, pardos y morenos de la ínsula están ahora en el cuento viejo de que si van y hacen la cola pa'l pasaporte pueden viajar a donde sea, siempre y cuando se consigan una visa pa' la tierra de sus sueños porque el truco de los tracatanes es quitarse la candela de arriba, lavarse las manos y decir al que no puede coger camino, que la culpa no es de ellos, que los malos son los otros, los que no lo quieren allá y colorín colora'o, otra vez te la han clava'o.

Lo que no saben los chivas, tragaldabas, pencos varios y arrastra'os de Labana, es que ahora más de uno tendrá chance pa' irse y desde ajuera, cantarles las cuarenta porque hasta ayer había majomía y que no te vengan a hacerte el bueno ni la caezaunguanajo, que los prietos del batey no tendrán visa pero si memoria. La pregunta que se hacen en las guardarrayas y bohíos de las fincas es la misma que la de los pepillos que le ladran a la luna de la hermana regente y la momia indecente de su hermano. ¿Me darán pasaporte? Porque ese cuento de que to'el mundo si le da la gana puede coger vereda es muy difícil de tragar, hay mucho incomodo, mucho revira'o, mucho guapo que lo que quiere es brincar la cerca pa' cantar hasta en bengalí el descaro, la fachadera, el tejemaneje y la careguantería que los bajos de Birán mantienen en el bayú nacional, que survive en esa isla olvidada de Dios.

Así que como Espronceda aconsejase, aconsejo yo: ¡Prudente sea la prudencia! No pa' to'el mundo hay tubo de aluminio ni máquina del tiempo, ni idas y venidas pues a los que fueron nada no más ayer no se les devuelve así como así el chance de ser alguien hoy. La timba está muy bruja que en la salidera y entradera del terruño buscan sus majestades el baro necesario, infaltable y frugal con qué complementar aquel por ganar de cuanto inocente compre la carta de libedtá azul, sin tener galeón que lo arrime a otras riveras porque en el permiso para pasar a otras orillas está el truco, maluco, seboruco.

Despierten pues, todos los que en las colas de inmigración hacen votos a la divina excrecencia y acaben los ilusos y los legos, de darse cuenta que a punta de limosnas y estratagemas, con las testas bajas y los morros echados por los suelos, con las lenguas prisionera de las bocas y las mentes obtusas por el miedo, los ojos bajos, el ánimo ajeno y la hipocresía galopando la existencia, nunca será todo aquello que se logra de un golpe limpio y refrescante cuando se es simplemente libre de un tirano.

1 comentario:

Loquita dijo...

esa china si que es inteligente que reforma mifratoria un carajo el pasaporte se lo van a dar al que le convenga a ellos, nada q la vida sigue igual como diria julito ja ja ja