15.11.12

EDITORIAL GUAMAÑANGA · Aprepárate Raúl Campos Ruz


La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos le parece preocupante las últimas detenciones en el Batey sin ley.

Hay que estar en la jata pa' saber cómo suena en la espalda de los negros el bicho' e buey que prestos nos regalan los segurosos y chivatientes cuando, nos ponemos de pie y gritamos tres verdades, porque la autoridá no le gusta la morumba que uno cuece y menos si la cosa tiene decencia, honor, seriedad y futuro, como lo ha tenido Estado de Sats, la demanda ciudadana por otra Cuba y pila de cosas que Rodiles y compañia, han hecho en las narices de la burguesía de Jaimanita y alrededores.

¡Muchacho! Los chivas te caen de ocho en ocho, porqué si los juntas a todos no dan huevos ni pa' un revoltillo. Caen en pandillas, sacan pistolitas y amenazan, porque la "revolución" ha costado mucha sangre y si hace falta, ellos están dispuestos a que corra mucha más, porque no hay nada más servil que un chiva, sin oficio ni beneficio, listo para defender la finca donde se los pasan por el forro los no quieren perder ni pan ni pedazo.

Todo bien en la viña del señor que manda a sus tracatanes a acusar de Gobbelianos las muelas de los otros cuando adentro de los bateyes de la ínsula se practica el nazismo puro y duro, y hay cárcel y cepo pa' quien se queja y pa' quien piensa palo y cadena sobre carros con gasolina y despliegue de putas veloces a la defensa de su magestá, porque detrá de una pistola y carné del G2 cualquiera es hombre.

Pobre de aquel que piensa que lo que pasa en la isla es "preopupante", así namá y no ve la carroñera detrá de la bandera churrosa y la muela bizca del eterno segundo y su clan, pobre de aquel que no alce el moropo y diga hoy lo que tiene que decir pa' que a Rodiles lo suelten sin cargos y que dejen la mariconá y el matonaje con la gente que está cagá de hambre y hasta el cuello de ver cómo ellos viven mientras la mayoría no vive en esa miseria a la que están condenados porque un tipo egocéntrico y pingotrófico así lo decidió en su locura.

Pobre de aquel que esta vez no se ponga macho, que piense que se puede vivir en un país donde hay más cárceles que escuelas porque no está lejos el día en que empiecen a aparecer los muertos en las cunetas, los dedos sin uñas, caras sin ojos, bocas sin lenguas y hombres sin verijas. Todo para que un amo de cuarta viva sin sobresaltos.

Pobre de usted, Raúl Campos Ruz. Aprepárate.