6.11.12

DEJEN ESA BOBERÍA · Por Calderón de la Canoa


Después de toda una vida
de abuso y de disimulo
me retiraré en Mayamí
pa' darte bien por el culo,

viviré de tus impuestos
y sabroso gozaré
recordando allá en la cárcel
donde manso te agarré,

pero no me chivateen
si me descubren un día,
tenemos que reencontrarnos...
¡dejen esa bobería!